Y no somos tan distintos de la mierda misma

Y no somos tan distintos de la mierda misma,

aquella posada sobre la tierra, incluso

aun con la gente mas despreciada que nos rodea, a la que juzgamos

señalamos con el dedo acusador, diciendo “pero que enfermo”

Y no somos tan distintos,

Todos caemos en lo mismo, la manzana no cae lejos del arbol,

Entre deseos ocultos y acciones traicioneras, entre nuevos besos y otros labios

Uno vuelve a recordar, que tenemos en comun el instinto de presa, ese que nos obliga

a escuchar la voz interna que pide con pasion la muerte de un compromiso,

caer en la parafanarlia de la lujuria y lo blasfemo

Y no somos tan distintos de la mierda misma,

Ambos van hacia la tierra y ahi se pudren.

Todos

Anuncios
Publicado en GAY.

2 comentarios sobre “Y no somos tan distintos de la mierda misma

  1. Bueno, amigo, ya era hora que regresaras por aquí; tus cyberbloggifans te extrañábamos. Con respecto a tu post tengo que decirte que estoy de acuerdo, todos los seres humanos estamos hechos de lo mismo en esencia, sólo que con diferente revestimiento.

    Sin embargo, mi querido Beato de Humay (por siempre mártir), siento mucha amargura en tus palabras; considero que debes tomar las cosas con calma; eres joven. ¿Para qué hacerse mala sangre si después tiene mal sabor?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s