LOS AMIGOS QUE PERDI o cuando tu historial perristico juega a contra

YO Beato de Humay, nacido allá por finales del 1981, confieso que:

En años mozos, cuando mi cabello ondeaba como el viento cuando, aun sin cuerpo, este simpático Beatito levantaba mas que miradas entre publico masculino/femenino, y que, preso de mis hormonas, a veces no respetaba los limites básicos de la amistad (ese de que no te metas con el ex/agarre/nochedepasiondesenfrenada de tus amigos) y pues termine cagándola dificultando las relaciones amicales, que, siendo sinceros siempre han de extrañarse. Por mi culpa, por mi culpa, por culpa de mis XX centímetros … por mi culpa.

Los códigos de amistad muchas veces son intrínsecos, no se dicen, no están en un papel, pero se basan mucho en la moral y en el sentido común. Si sabes q tu pata estuvo con “X” y… semanas o meses después, “X” se te viene a regalar de forma desenfada, calentona y muy regalonamente, no te queda que darle su “TA TE KIE TO”, evitar la sublevación en la zona baja abdominal (la chulapi pues! #BitchPlease) y voltear la cara.

No me pidan el codigo o marca del labial por favor…

Suena fácil en teoría, pero en tus veintitantos con tanta hormona revuelta y ganas no satisfechas podrías darte un buen tropezón.

Mi amistad con “A” es de años, recuerdo que alla por el 2003 en el famoso canal #MIRC, entablé amena conversa con un chico llamado “Alex” y pues en esa época no habia Facebook, y no se podian mandar fotos por messenger, asi que solo quedaba el face to face (cara a cara para los hispanohablantes). Nos citamos en un ya fenecido Local de Videojuegos y ahi estaba.. un ratón de bilioteca, camisa a cuadros cerrada hasta el ultimo botón camisero, lentes gruesos, pelo engominado hacia atrás y una mirada algo perdida… pero aun asi iniciamos una buena conversa y sin pensarlo, pasaron 8 años y nos convertimos en muy buenos amigos, aun con todo… “A” era un chico muy equilibrado que era el PepeGrillo de mi vida y asi yo le retribuí con unas pequeñas lecciones de como vestir no-tan nerd y el encanto del ligue homosexual.

Bueno… no es tan parecido… el no usaba pajarita

Mas todo se fue al joraca cuando hace unos 9 meses, me encame metí con el ex de “A”, que sinceramente no es un adonis, tampoco un moticuco…. pero lo mas gracioso fue que los dos (los dos pecadores… es decir el “no-adonis” y yo) acordamos no decir nada a “A” pero como este mundo es tan pequeño y el chisme conversar es tan rico, creo que se enteró medio Lima (poblado de Humay incluido damn it!). Obviamente eso significo un momento critico para esta amistad.

Ya no me habla hace varios meses… no lo culpo. Siempre me costaba ponerme en el otro lado, reconocer el error y tratar de enmendarlo. Obviamente habrá quienes no les importe que hayas jugado al anticucho con su ex, eso depende mucho de cómo llevaron éstos su relación (los ex-anticuchos) y como es tu amistad con ell@s. Considero importante siempre ponerse en el lugar del otro, ¿te gustaría que te lo hicieran? seguramente no.

Por ahora no pienso tropezar con la misma piedra dos veces. Ni que fuera cojudo 😀

Bon chance!!!

PD. “A” obviamente no se llama Alex… 😉

Anuncios

Un comentario sobre “LOS AMIGOS QUE PERDI o cuando tu historial perristico juega a contra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s